Burkina Faso, nou líder en terrorisme

Burkina Faso lidera el terror mundial

EL ESTADO MÁS AFECTADO POR EL YIHADISMO

Por primera vez en 13 años, Irak o Afganistán no son los países más afectados por el terrorismo

A banner of Russian President Vladimir Putin is seen during a protest to support the Burkina Faso President Captain Ibrahim Traore and to demand the departure of France's ambassador and military forces, in Ouagadougou, on January 20, 2023. (Photo by OLYMPIA DE MAISMONT / AFP)

Manifestantes en apoyo del militar golpista Ibrahim Traoré marchan en enero de 2023 delante de una pancarta con la imagen de Putin

OLYMPIA DE MAISMONT / AFP

Hace nueve años, un terror así habría sido ­impensable en Burkina Faso, hasta entonces un bastión de paz en el Sahel: en 2014 no sufrió ni un solo ataque yihadista. Ya no. 


Evolución en las posiciones del ranking GTI, 2011-2023, de los 10 países más afectados por terrorismo en 2023

Burkina Faso registró el mayor impacto del terrorismo en 2023

Burkina Faso

Israel

Malí

Pakistán

Siria

Fuente: Global Terrorism Index 2024

Años de lucha ineficaz contra los extremistas, sumada a la ­actual zozobra política, con dos golpes de estado en el 2022, y el establecimiento de manera permanente en suelo ­burkinés de grupos afiliados a Al Qaeda y el Estado Islámico llegados de Mali o Níger han convertido al país en el epicentro mundial de la violencia terrorista. 

Según el Índice de Terrorismo Global (ITG), que monitoriza las víctimas de ­yihadismo en el planeta, ­Burkina Faso fue el año pasado el estado donde se produjeron más víctimas mortales por ­ataques de grupos fundamentalistas (1.907 muertos), casi un cuarto de las ocurridas en el mundo, un total de 8.352 fallecidos. 

El país africano, socio de Moscú, sufrió 1 907 muertes en actos terroristas, un cuarto de todas las del mundo

Es la primera vez desde que se empezó a elaborar el ­informe hace 13 años que ni Afganistán ni Irak lideran la lista.

Para la analista catalonomarfileña Vivan Ogou, una conjunción de motivos está detrás de esa deriva mortífera. A la inacción tanto nacional como internacional cuando el yihadismo empezó a extenderse en territorio burkinés, Ogou añade “un ejército infradotado” y el “caldo de cultivo para los extremistas de la pobreza, las sequías y las crisis humanitarias”.

Ineficacia del régimen golpista

Pese a la retórica antifrancesa y de mano dura Traoré, las muertes en Burkina Faso han aumentado un 68% en un año

Pese a ese escenario proclive a la expansión del fundamentalismo, la actual ola antifrancesa en Burkina Faso ilustra años de una lucha ineficaz. Uno de los principales argumentos para dar el golpe de estado en 2022 de los militares actualmente en el poder, liderados por el capitán Ibrahim Traoré, fue el fracaso de la sostenida presencia militar francesa en suelo burkinés para hacer retroceder al yihadismo. 

FILE - Burkina Faso coup leader Capt. Ibrahim Traore participates in a ceremony in Ouagadougou, Oct. 15, 2022. A coup attempt against Burkina Faso’s military government has been thwarted by the country’s intelligence and security services, authorities said Wednesday, Sept. 27, 2023. Traore was named as the transitional president and the junta set a goal of conducting elections to return the country to democratic rule by July 2024. (AP Photo/Kilaye Bationo, File)

El capitán Ibrahim Traoré, que lideró el segundo golpe de estado de 2022 y es el actual presidente interino de Burkina Faso, en una imagen de 2022  

AP-Kilaye Bationo

Por ahora, su gobierno no ha conseguido revertir la situación. Pese a esa retórica antifrancesa de Traoré, la cifra de muertes por terrorismo ha subido el último año, ya con él como presidente, un 68%.

Un 22% más de víctimas globales que el año anterior

El informe destaca que el ataque de Hamas contra Israel del 7 de octubre fue el acto con más muertos: más de 1200 en un día

Según Ogou, la junta militar burkinesa está repitiendo el error de dar “solo una respuesta militar que perpetúa la violencia estructural cuando el problema es más profundo”.

La región del Sahel preocupa a Occidente por el avance sin freno de grupos yihadistas pero también por la pérdida de influencia de Francia. Rusia, a través del grupo de mercenarios Wagner, ha aprovechado y ha avivado con propaganda el enfado social con París, y es ahora el socio principal de las juntas golpistas de Burkina Faso, Mali y Níger.

El analista Fahriaman Rodrigue Koné, experto en Sahel del Instituto de Estudios de Seguridad, también señala un cóctel de motivos para explicar la caída libre del llamado país de los hombres íntegros. Koné subraya la crisis política “que ha desviado la respuesta ante los grupos violentos y la capacidad para hacerles frente” y años de degradación social y que ha permitido a los yihadistas “aprovecharse de los conflictos comunitarios para expandirse”.

La tendencia no mejora este año. El proyecto de Localización y Datos de Conflictos Armados señaló que, solo en enero, Burkina Faso registró 439 asesinatos por violencia yihadista. Los secuestros, sobre todo políticos u hombres de negocios para pedir rescates, también se han multiplicado por 30 en los últimos cinco años y el miedo ha disparado el hambre: 6,3 millones de personas necesitan ayuda alimentaria.

La impunidad ha dejado abandonados a cientos de miles de personas. Según un informe de Amnistía Internacional (AI), al menos 46 localidades burkinesas estaban sitiadas o controladas por grupos armados en el 2023. Bajo esta estrategia, vista por primera vez en el 2019 pero que se expandió en el 2022 y ya somete a un millón de personas, los extremistas establecen puestos de control en las vías de entrada y salida de la población, colocan artefactos explosivos para limitar el tráfico y atacan ocasionalmente a los civiles. 

Para la directora de AI en África Occidental, Samira Daoud, la situación es insostenible. “Ansarul Islam y otros grupos cometen graves violaciones de los derechos humanos en Burkina Faso. Han establecido sitios por todo el país, han matado a miles de civiles y han destruido infraestructuras, sobre todo puentes y pozos de agua”.

1.204 víctimas en un día

El informe subraya que el ataque de Hamas en Israel fue el peor atentado desde el 11-S sufrido por Estados Unidos

Además de señalar el ­derrumbe de Burkina Faso, el informe ITG, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, también mira a Oriente Medio. El texto destaca un ­aumento del 22% de las ­muertes por terrorismo, motivado, entre otras cosas, por el ataque de Hamas del 7 de octubre contra Israel que mató a 1.200 personas en un día, el ataque con mayor número de víctimas desde el 11-S en EE.UU.

Pese a ello, los autores de informe precisan que, aunque se excluyera el ataque de Hamas al analizar los datos, las muertes por terrorismo habrían aumentado un 5% en los últimos doce meses.